GUS PAGANINI HOTELERIA & TURISMO

Pros y contras de alojarse en un hostal

Mil y un viajes por el mundo

Hace poco, en el artículo que escribimos de Así se viajaba antes de que existiera internet , hablábamos de lo mucho que nos gustaba alojarnos en hostales. Y no es algo que haya quedado en el olvido, pese a que en muchas ocasiones utilizamos los hoteles y las casas particulares de Airbnb, nos sigue encantando ese aroma que desprenden los hostales de toda la vida. Abrir el ojo y que te llegue el olor a café, los desayunos compartidos con desconocidos con los que al final acabas charlando o la hospitalidad que suele caracterizar a los que allí trabajan son ventajas a tener muy en cuenta. Atrás ha quedado esa idea generalizada de que los hostales sólo estaban destinados a mochileros: ahora es habitual cruzarte por los pasillos con familias con niños pequeños y matrimonios jubilados. Hay hostales encantadores que nos han gustado muchísimo más que hoteles de…

Ver la entrada original 1.879 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: